ENTORNO ENCUENTRO EXPLORACIÓN es el proyecto curatorial seleccionado entre los Trabajos de Finales de la II Promoción del Máster in Curatorial Studies del Museo Universidad de Navarra. Dirigido por el Dr. Carlos Naya Villaverde, la muestra ha sido desarrollada por el colectivo Sobremesa, constituido por los curadores Renata Alvarez Sierra, Manuel Gamaza Crespo y María Angélica Moreno Regalado, y se concibe como una estrategia para conectar al público con el arte a través de la exploración y el análisis sensible de nuestros ámbitos cotidianos.

A modo de manifiesto visual, interpelando al espectador (E!), a triple voz (E!E!E!), surge esta exposición que quiere reivindicar el acto de exploración, invitándonos a reaprender, a hacer un viaje de lo particular a lo universal, de lo circunstancial a lo emocional. Un acercamiento sensitivo a los paisajes urbanos, a aquellos espacios por los que transitamos, en los que somos, y que tienden a pasar desapercibidos.

Propone al espectador participar en la experiencia artística de recobrar y redescubrir nuestro entorno y explorar, tal vez desde la nostalgia o desde una nueva sensorialidad, todo lo que nos rodea. E invita también a conectar y poner en común el trabajo de una serie de artistas/investigadores, dejando en evidencia cómo la actual crisis del Coronavirus ha alterado nuestra forma de relacionarnos con el entorno y con la expresión artística en sí misma.

Resumen de la Propuesta

La reflexión sobre el ENTORNO nace a raíz del confinamiento de los primeros meses de la pandemia, y la forma en la que ha afectado a nuestra experiencia colectiva. Confinamiento que abrió un debate sobre la importancia de la interacción con nuestro entorno, tanto físico como emocional, y sobre la pérdida de libertad que se experimentó. La falta de contacto físico, el ver limitados nuestros movimientos más allá de lo esencial, el no poder recorrer libremente la ciudad, el mantener distancia; produce en la sociedad un ansia renovada por la exploración de esos espacios, paisajes y demás lugares que le habían sido vetados.

Sobremesa coincide con Frank Popper al afirmar que el entorno moderno es un lugar de encuentro privilegiado entre los hechos físicos y psicológicos que animan nuestro universo. Los artistas colaboradores invitan a explorar ese entorno a través de una investigación sensible, ya sea desde el ámbito urbano, natural o humano.

Desde el inicio, el concepto ENCUENTRO fue fundamental para el planteamiento del proyecto. Un encuentro añorado, imaginado y reconstruido a partir de memorias, fragmentos o representaciones. Desde la curaduría, el análisis del entorno en la situación actual, se presentó como un canal de comunicación entre la obra, el artista y el espectador. Se busca conectar al público desde su sensibilidad y experiencias compartidas. En este sentido, los aportes de los artistas presentan visiones propias de cada uno de sus entornos que buscan ser un punto de encuentro con los asistentes.

Con esta idea de conectarse con el espectador y hacer de la exposición una experiencia, nos pusimos el reto de incitar a la EXPLORACIÓN. En las conversaciones que mantuvimos con los artistas detectamos un interés común por generar interacciones desde lo sensorial, gracias a la multiplicidad de colores, sonidos, olores y texturas, que hacen parte de sus investigaciones. De este modo, la exhibición resalta la importancia de la exploración sensorial como una herramienta de encuentro en el arte. Esta experiencia se hace posible en el museo a partir de espacios para la participación activa del público en las exposiciones. Es por eso que nuestra propuesta incluye piezas dinámicas y elementos de mediación que invitan al espectador a interactuar y ser parte del recorrido.

ENTORNO ENCUENTRO EXPLORACIÓN propone un acercamiento a todos esos paisajes, urbanos, naturales y sociales, que poco a poco volvemos a explorar a través de lo más básico de los sentidos. Propone un reaprender, un viaje de lo particular a lo universal, de lo circunstancial a lo emocional. Los artistas seleccionados tienen procedencias distintas, edades diferentes, pero un compromiso común. Mostrar cómo redescubrir el territorio, cómo conquistarlo y cómo enfrentarnos a los vaivenes del entorno y la vida compartida, a través del arte y el encuentro.

Objetivos

La propuesta curatorial y el plan de mediación se concibieron como una estrategia para generar una experiencia participativa dentro del MUN. La muestra reúne diferentes interpretaciones artísticas en torno al concepto de encuentro, para resaltar la importancia de la exploración sensible del entorno.

Nuestra MISIÓN es contribuir a posicionar aún más al MUN como punto de referencia cultural en Pamplona.

Nuestra VISIÓN, incorporar exposiciones colaborativas que permitan al público, y especialmente a los estudiantes, sentirse más integrados con la programación del MUN.

Nuestro OBJETIVO GENERAL, es incitar la participación activa del público a través de un acercamiento a obras visuales y artistas contemporáneos.. 

Sobre el colectivo

SOBREMESA es un colectivo de comisariado constituido por les curadores Renata Alvarez Sierra (1996), Manuel Gamaza Crespo (1991) y María Angélica Moreno Regalado (1994).

De formaciones distintas (arquitectura, historia del arte y arte-psicología) y procedencias (Guatemala, España y Colombia), comenzamos a trabajar juntes tras cursar el Máster in Curatorial Studies del Museo Universidad de Navarra.

Nuestro colectivo nace del interés de tres curadores por facilitar espacios y proyectos expositivos para la comunicación y difusión del arte. Para nosotres, la curaduría es un ejercicio de conversación y búsqueda. Una invitación a explorar, imaginar y considerar nuevas perspectivas. El comisariado colectivo nos permite dialogar y encontrar múltiples formas de transmitir una historia o una emoción. El trabajo de Sobremesa está enfocado en generar colaboraciones interdisciplinares, multiculturales y abiertas a la inclusividad.

Constituidos como colectivo desde el año 2020, nuestro primer proyecto en común es ENTORNO ENCUENTRO EXPLORACIÓN. Al plantearnos una curaduría en un museo universitario surgieron interrogantes sobre la importancia de la participación del público en cualquier proyecto, así como la necesidad de generar una experiencia compartida de la mano de les artistas. Una búsqueda por establecer el arte como punto de encuentro, como creador de significados en momentos de incertidumbre.

A raíz de la pandemia, y puesto que les integrantes del colectivo residimos en países diferentes, tuvimos que afrontar el reto de trabajar a distancia. Una práctica de comisariado online que nos ha inspirado a “pensar global y actuar local“. De ahí nuestra intención de establecer un diálogo con artistas de distintos contextos y procedencias.

El momento de las preguntas…

Los olores constituyen un área de estudio relativamente nuevo para investigadores y diseñadores. La idea de explorar un entorno conocido con nuestra nariz me ha cautivado desde 2010, cuando me dispuse a realizar mi primera exploración olfativa, que originó el Smellmap: París. Poco tiempo después, estaba desarrollando investigaciones olfativas a lo largo de diversas ciudades de Europa y Estados Unidos: Edimburgo (2011), Newport, Rhode Island (2012), Milán (2013) y Amsterdam (2014).
Crear el mapa de olores (smellmap) de una ciudad es sin duda un ejercicio colaborativo. A lo largo de una serie de recorridos “olfativos” (smellwalks), los participantes del lugar identifican los distintos aromas que emite la ciudad y registran sus hallazgos; prestando atención a la localización, la descripción, las expectativas, la intensidad, el referente al que los asocian y su sensación de agrado y desagrado. Posteriormente, analizo esos datos junto con fragmentos interesantes de las conversaciones que van surgiendo durante los paseos, y selecciono un conjunto de aromas que expresan el paisaje olfativo de la ciudad en ese momento del tiempo.
Los mapas obtenidos mediante este proceso son propuestas: sugerencias acerca de lo que podemos oler (fragancias únicas o combinaciones) en un determinado lugar. Las fragancias que lo acompañan constituyen un estímulo nasal, un buffet libre olfativo, y a su vez un catalizador para el debate. Únicamente entablando un diálogo acerca de la percepción del olor podemos llegar a descubrir la rica complejidad de aromas que diferencian nuestras ciudades.
Smellmap: Pamplona es por tanto un evento multisensorial con apuntes científicos, material visual, aromas, sonido, gráficos en movimiento y una fragancia compuesta.
Camina, olfatea… Aprende.

Sobre Nosotres

Renata Alvarez Sierra

Ciudad de Guatemala (1995)

Arquitecta y curadora guatemalteca. Integrante del colectivo de y para mujeres “La Revuelta” que busca nombrarse y reconocerse dentro de la escena cultural, política y social centroamericana. Actualmente el colectivo trabaja en la producción de una plataforma de difusión para artistas centroamericanas y la exposición Contarnos, para Apexart Nueva York. Ha trabajado como coordinadora en proyectos expositivos de la Fundación Paiz, como la Bienal de Arte Paiz. En su trabajo busca los espacios colectivos y plurales en el arte con una especialidad en el espacio y tiempo.

Manuel Gamaza Crespo

Santander (1991)

Historiador del arte y curador español con estudios en gestión cultural. Interesado en fortalecer los lazos entre la educación y la práctica artística contemporánea con un enfoque multicultural e inclusivo. Ha trabajado en la redacción de diversos proyectos expositivos y culturales, así como en instituciones culturales españolas como el Centro Cultural La Vidriera, Cantabria, o el Museo Universidad de Navarra, Pamplona, en los departamentos educativo y curatorial.

María Angélica Moreno Regalado

Bogotá (1994)

Curadora colombo canadiense. Maestra en Arte y proyectos culturales de la Universidad de Los Andes en Bogotá, Colombia. Bachelor en Psicología de Western University en Londres, Canadá, y Máster en estudios de comisariado del Museo Universidad de Navarra en Pamplona, España. Ha trabajado como guía y educadora en el Museo de Londres, Ontario. Enfocada en crear espacios para la difusión del arte que sean inclusivos y participativos, creando un impacto positivo en las dinámicas sociales de la comunidad.

AGRADECIMIENTOS

Artistas

Daniela Acosta, Iñaki Chávarri, Olalla Gómez, Raúl Hevia, Antón Hurtado, Fernando Maselli, Kate McLean, Ricardo Moreno, Jessica Thompson, Ainize Txopitea.

Colaboradores

Miguel Izu

Escritor navarro

Carlos Naya

Director del TFM

EQUIPO MUN

Irene Hernández

Coordinadora de la exposición

Ignacio Miguéliz

Responsable del departamento curatorial

Nieves Acedo

Directora de programas y del MCS

Marta Martínez

Directora de comunicación

Leire Escalada

Laura Aizcorbe

Departamento de comunicación

Manuel Castells

Fotógrafo

DISEÑO Y WEB

Diego Robles

Diseño gráfico

Yannick Villatoro

Desarrollo Web