Ainize Txopitea

(San Sebastián, 1977)

Artista y curadora independiente, BA en Digital Media Production por la University of the Arts London College of Communication. Reside y trabaja en San Sebastián, España.

INTERSTELLAR WOMEN

2018

Técnica mixta y collage

Conoce más de la pieza

© Manuel Castells/Museo Universidad de Navarra

Sobre la obra

Ainize Txopitea es una artista visual de San Sebastián, cuyo trabajo se enfoca en la “Poesía visual” y técnicas como collages de distintos medios e instalaciones que ella llama “multidisciplinares”. A través de estos medios, Ainize enfoca sus piezas en sus vivencias, en el caos, el orden, el amor y el mismo paso del tiempo.

En Interstellar Women observamos un collage con dos mujeres teniendo un picnic en el espacio, en un entorno completamente fuera de lo habitual. Podemos ver los diferentes medios utilizados por la artista, imágenes digitales vs. imágenes de fotografía en blanco y negro. La pieza reivindica una celebración de mujeres del siglo XX en territorios utópicos. Ellas conquistaron y se auto exiliaron en la luna en búsqueda de la libertad y la felicidad plena en otro planeta más sostenible.

Ainize nos deja con esta frase acerca de cómo pretende evocar el concepto de libertad individual: “En mi obra abordo dicho concepto a través de la reflexión del paso del tiempo mediante la apreciación de la naturaleza y con la actitud poética de como podría ser el tiempo en otro mundo o como podemos soñar que sea”.

¿Crees que podemos soñar con un entorno más sostenible?

THE TIME IS NOW

2018

Fotomontaje. C. Print sobre aluminio

Conoce más de la pieza

Sobre la obra

Ainize Txopitea es una artista visual de San Sebastian cuyo trabajo se enfoca en la “Poesía visual” y técnicas como collages de distintos medios e instalaciones que ella llama “multidisciplinares”. A través de estos medios, Ainize enfoca sus piezas en sus vivencias, en el caos, el orden, el amor y el mismo paso del tiempo.
The Time is Now hizo parte de una exposición individual de la artista, que llevaba el mismo nombre. Frente a nosotros se presenta un díptico, si observamos detenidamente nos daremos cuenta que la segunda pieza ha sido girada 180 grados con relación a la primera. Con esto, el triángulo equilátero invertido, la artista pretende presentar múltiples derivaciones simbólicas y actúa de síntesis entre la conexión del ser humano con el mundo, lo sagrado y lo armónico.
La obra, nos cuenta la artista: “Se inspira en los arquetipos fractales que construye la naturaleza. Se tratan de composiciones gran formato sobre aluminio, de caracter reflexivo donde las ramas de los arboles en comunión con los signos gráficos y las palabras, representan una metáfora visual del paso del tiempo en el que estamos sometidos”. Así, podemos observar como las ramas de los árboles conversan con los signos gráficos, y activan el concepto de “poesía visual”.